septiembre 2, 2021

Escrito por: Oscar Delgado

Director y fundador de SGC-Lab.

10 consejos de buenas prácticas para garantizar la seguridad de la información en tu laboratorio

En un laboratorio de cualquier tipo, naturaleza o actividad, se maneja gran cantidad de información que debe ser protegida y gestionada adecuadamente en términos de confidencialidad, disponibilidad e integridad.

 

La seguridad de la información dentro del laboratorio es fundamental para garantizar la calidad y la validez de los resultados. La pérdida de datos y sistemas informáticos, ya sea por hackers, virus, desastres naturales o cualquier otro problema puede significar la ruina inminente de tu laboratorio. 

 

Actualmente los ciberataques se han convertido en una verdadera amenaza para las organizaciones que dentro de sus actividades gestionan información a través de herramientas digitales o cualquier tipo de tecnología, y los laboratorios no son la excepción.

 

Por otro lado, la seguridad de la información que se encuentra en medio físico puede verse afectada por diferentes situaciones imprevistas que ponen en alto riesgo la estabilidad del laboratorio. 

 

Siendo la seguridad de la información una prioridad, hoy conocerás las mejores prácticas que puedes adoptar en tu laboratorio para garantizar la autenticidad y fiabilidad de la información.

 

Empecemos!

 

Aunque resulte obvio, proteger la información clave del laboratorio mediante sistemas y políticas de ciberseguridad es crucial y debe hacerse las 24 horas, los 7 días de la semana. Para lograr este propósito puedes tener en cuenta los siguientes consejos:  

1. Mantener sistemas operativos actualizados

 

Si en las computadoras de tu laboratorio se ejecuta software personalizado que requieren de sistemas operativos desactualizados, ten presente que el nivel de vulnerabilidad ante los hackers es altísimo, ya que todo tipo de actualización está impedida.

 

Para evitar verse en medio de esta situación, lo más recomendable es separar estos equipos del resto, y trabajar bajo una red segura e independiente.

 

En caso de no requerir cómputo desactualizado para el software, recuerda realizar oportunamente este proceso indispensable para la seguridad de la información.

2. Protegerse del malware

 

Los diferentes dispositivos de tu laboratorio pueden verse afectados por los agresivos malware, que no son más que códigos maliciosos diseñados para alterar su funcionamiento. Entre los más conocidos están:

 

El virus informático: Este tipo de virus se camufla en medio de las aplicaciones informáticas que instalas en tus dispositivos. Se propaga entre los archivos y daña significativamente los equipos.

 

Gusano informático: No requiere ser instalado para causar daño en el dispositivo, se autoreplica a través de correos electrónicos buscando llegar a otros equipos e infectarlos.

 

Troyano: Engaña al usuario haciéndole creer que su contenido es real, y una vez ejecutado provoca daños y pérdida de información.

 

Spyware: Se auto instala, graba el disco duro, el historial y todas las acciones que el usuario realiza en su dispositivo, además puede instalar otras aplicaciones dañinas.

 

Adware: Su principal propósito es invadirte de publicidad y a través de esta robar información personal.

 

Ransomware: Se apoya de otros malware para ingresar a los dispositivos y secuestrar la información con el fin de pedir dinero a cambio de su recuperación.

 

Es sorprendente la cantidad de riesgos a los que la información de tu laboratorio puede verse expuesta. Si te resulta aterrador la sola idea de pensar en verse en medio de un ciberataque o una extorsión, imagínate vivirlo en carne propia.

 

Para salvaguardar los datos de estos y otros malware puedes instalar un software antivirus moderno en todos los dispositivos del laboratorio y mantener las actualizaciones oportunas.

 

Además, es importante que el personal sea consciente de la importancia de ser selectivos a la hora de instalar aplicaciones, visitar sitios en internet, abrir correos electrónicos, y otras situaciones riesgosas para la seguridad de la información.

3. Controlar el uso de dispositivos móviles

 

Los celulares, tablets,  portátiles y demás equipos inalámbricos son un gran desafío a la hora de garantizar la seguridad de la información, por ello como laboratorio debes implementar medidas que permitan autenticar, rastrear y proteger de forma remota la información contenida en estos dispositivos, es importante considerar:

 

  • La autenticación del usuario.
  • El cifrado de los datos y la información.
  • Las actualizaciones periódicas y puntuales de las aplicaciones de los dispositivos.
  • La conexión a una red segura.
  • El control en las descargas de aplicaciones.
  • Las copias de seguridad.
  • El control remoto sobre el dispositivo.
  • Los seguimientos de seguridad de los dispositivos.

4. Reforzar la seguridad de alojamiento de la información

 

El alojamiento de la información dentro de un laboratorio puede hacerse tanto interna como externamente.

 

A través de la implementación local puedes obtener la licencia de software informático como los Sistemas de Gestión de Información de Laboratorio (LIMS), este tipo de alojamiento es altamente seguro y confiable.

 

Por otro lado, el alojamiento externo es una excelente opción, actualmente existe el servicio de software basado en la nube, un medio práctico y funcional para la seguridad de la información, al que se puede acceder a través de un navegador web alojado en un centro de datos de terceros.

 

Antes de tomar una decisión sobre el tipo de alojamiento de la información de tu laboratorio, procura realizar una evaluación completa a los proveedores y asegúrate de que cumplan con todos los requisitos de seguridad de la información.

5. Implementa un sistema de contraseñas seguras

 

Si te has dado cuenta, la gran mayoría de los equipos, sitios web, aplicaciones informáticas, etc., te dan la posibilidad de establecer contraseñas de acceso, esto es una gran ventaja para la seguridad de la información.

 

Establece contraseñas complejas, difíciles de descifrar.  Evita cometer estos y otros errores al momento de definir las contraseñas:

 

  • Usar contraseñas antiguas o las de siempre.
  • Mantener las contraseñas a la vista.
  • Emplear serie de números o patrones, por ejemplo 123, abc.
  • usar tu nombre, el de un familiar, mascota, etc.
  • Ser predecible.

6. Proteger las computadoras con un Firewall

 

Los Firewall son la primera línea de defensa contra los hackers al evitar el acceso no autorizado a tu ordenador, librándote de los siguientes problemas:

 

  • Los agujeros de seguridad que al ser activados hacen que pierdas el control de acceso de tus ordenadores.
  • Acceso remoto ilícito a tu ordenador.
  • Gran cantidad de correos electrónicos, que además de ser molestos pueden traer consigo virus informáticos.
  • Enrutamientos de paquetes de datos maliciosos.

 

Existen diferentes tipos de firewall en el mercado, de tal forma que debes analizar muy bien cual se ajusta a tus propósitos en seguridad y las características de tu laboratorio.

 

Firewall de software y hardware: Una combinación importante que garantiza la seguridad de la información.

 

Firewall de hardware (físico): Pueden ser un enrutador o dispositivo de red que permiten conexiones seguras.

 

Firewall de software (lógico): Un programa para el equipo o servidor web que puede ser personalizado.

 

Firewall de servicio: Cortafuego basado en la nube que varía de acuerdo a la funcionabilidad y propósito.

7. Implementar un sistema de cifrado

 

La información de tipo financiera puede ser protegida a través un buen sistema de cifrado. Este proceso amerita especial cuidado, por ello te recomiendo los siguientes aspectos que pueden ayudarte:

 

  • Como el cifrado emplea llaves, tu misión será protegerlas a toda costa ya que al perderlas se pierde toda tu información cifrada.

 

  • Emplea algoritmos de cifrado de dominio público que al ser revisados por la comunidad científica no presentan fallas significativas.

 

  • Cifra la información almacenada y la que envías, así limitas al máximo el acceso a su contenido en caso de ser robada.

 

  • Asegúrate de usar la última versión de software de cifrado.

 

  • Has una o dos copias de seguridad que respalde la información cifrada, y mantenla en un lugar seguro y confidencial.

 

  • Apoya el cifrado con otras herramientas contra malware.

8. Evitar abrir correos sospechosos

 

Un gran riesgo de caer en manos de ciberdelincuentes son los correos electrónicos, cuando abres, descargas o respondes a un correo electrónico desconocido, la seguridad de la información puede verse altamente comprometida.

 

Por ello, es indispensable que todos dentro del laboratorio sepan reconocer un correo malicioso, algunas recomendaciones son:

 

  • Revisa siempre el dominio de la dirección que envía el mensaje y verifica que coincida con el corporativo.

 

  • Sospecha de todo correo con faltas ortográficas, incoherencias y mala redacción.

 

  • De ninguna manera respondas a correos que solicitan información confidencial, tal como número de cuenta, contraseñas, etc.

 

  • Revisa el asunto del correo, y si dice que has ganado una gran cantidad de dinero o un precio exagerado sin siquiera haber participado, estás frente a un correo falso.

 

  • Ten presente que muchos de los correos sospechosos traen consigo archivos adjuntos para evitar entrar directamente al spam. Procura jamás descargar esta información por más curiosidad que sientas.

9. Crear un procedimiento para almacenar información impresa

 

Asegúrate de que el procedimiento sea claro y permita el control de la información impresa. Ordena los archivos de acuerdo a su naturaleza y etiqueta las carpetas con una terminología que sólo sea reconocida por las personas con acceso autorizado a esta información.

 

Incluye dentro del procedimiento los cuidados y recomendaciones que deben tenerse respecto algún documento en específico, por ejemplo, en el caso de facturas cuya tinta se borre con facilidad, las debidas copias o guardado especial.

 

Este procedimiento representa la seguridad de la información impresa de tu laboratorio, así que limita y controla su acceso.

10. Desarrollar jornadas de capacitación al personal

 

El personal de tu laboratorio debe ser consciente de los principales riesgos que afectan la seguridad de la información, así mismo se debe adoptar dentro del desarrollo de sus actividades diarias, las buenas prácticas que permitan la disponibilidad, confidencialidad e integridad de la información.

 

Procura diseñar un plan de capacitación que aborde las principales necesidades de tus empleados en temas de seguridad de la información, algunos elementos clave que puedes tener en cuenta son:

 

  • Uso adecuado de los dispositivos: Asegúrate de que tus empleados conozcan las reglas sobre el uso de los equipos y dispositivos del laboratorio.

 

  • Puntualidad en las actualizaciones de sistemas operativos: Busca concientizar sobre la importancia de actualizar oportunamente el software y visibiliza el riesgo de no hacerlo.

 

  • Ingeniería social: El personal debe reconocer los trucos de piratería informática de los que pueden ser blanco y las diferentes formas de proteger la información.

 

  • Gestión de contraseñas: Fomenta el respeto por las contraseñas y el compromiso con la privacidad de los distintos datos de acceso.

 

  • Correos electrónicos: Ayuda a tus empleados a identificar los correos sospechosos.

 

  • Navegador de internet: Orienta al personal sobre las precauciones cuando realice consultas en internet.

 

  • Otros temas: Copias de seguridad y cómo hacerlas, procedimiento para eliminar datos, etc.

Conclusión

 

Garantizar la seguridad de la información en el laboratorio es un propósito que no se consigue de la noche a la mañana, menos cuando existe gran cantidad de riesgos al acecho, y el más mínimo error te puede conducir a la ruina en cuestión de minutos.

 

Para librarte de todos estos peligros informáticos y mantener a salvo los datos valiosos de tu laboratorio, y con ello la estabilidad corporativa, incorpora cuanto antes las anteriores prácticas de seguridad.

Si este post te ha sido de utilidad o crees que le puede ayudar a un amigo, entonces me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

Hasta la próxima!

Talvez te interese leer más sobre:

Qué es un LIMS, para qué sirve y cómo funciona

Qué es un LIMS, para qué sirve y cómo funciona

¿Eres capaz de recordar cómo era tu vida hace 10, 15 o 20 años? De seguro que podrás encontrar grandes diferencias. La tecnología avanza a un ritmo despiadado y no podemos darnos el lujo de ser solo unos espectadores. Si tu laboratorio sigue trabajando solo con hojas...

¿No tienes tiempo para construir los documentos del SGC?

Ahorra tiempo y esfuerzo en la implementación de la norma ISO/IEC 17025 con nuestro paquete de documentos. El trabajo duro y aburrido ya está hecho!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *