Cómo evaluar el TAR y el TUR en la aplicación de la regla de decisión simple

¿Tu laboratorio no está acreditado? Acelera la acreditación de tu laboratorio con nuestros Kits de Acreditación ISO/IEC 17025 e ISO 15189. Sin estrés y en tiempo récord.

Imagínate en una antigua ciudad, donde un comerciante y un comprador discuten sobre el peso de un saco de arroz. Sin una balanza confiable, la transacción está llena de incertidumbre y desconfianza.

 

Este escenario, aunque simple, ilustra la importancia fundamental de la metrología, la ciencia de la medición, en nuestra vida diaria.

 

Hoy, en un mundo impulsado por la exactitud, la metrología ha evolucionado enormemente. Una herramienta clave en este viaje es la regla de decisión simple, un concepto que se ha vuelto esencial en los laboratorios y en la industria bajo la norma ISO/IEC 17025.

 

Hoy exploraremos juntos este concepto fascinante, su relación con el TAR (Test Accuracy Ratio) y el TUR (Test Uncertainty Ratio), y cómo siempre, aplicado a los laboratorios de ensayo y calibración.

 

Así que, ¡aquí vamos!

¿Qué es la Regla de Decisión Simple?

La regla de decisión simple es un método empleado en la metrología para determinar si un resultado de medición cumple con un criterio especificado, como un límite de tolerancia. Es esencial en los laboratorios que buscan cumplir con la norma ISO/IEC 17025, que establece los requisitos para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración.

 

En el contexto de la metrología, la decisión de aceptar o rechazar un producto o una muestra se basa en si la medición cae dentro de los límites predefinidos. La regla de decisión simple toma en cuenta la incertidumbre de la medición, un factor crucial que puede afectar la confianza en el resultado.

La Importancia de la Incertidumbre en la Medición

La incertidumbre en la medición es un componente fundamental en la metrología. Representa la duda sobre el valor medido y es una indicación de la calidad de la medición. La norma ISO/IEC 17025 enfatiza la importancia de estimar y reportar la incertidumbre en todas las mediciones.

 

Si quieres profundizar en cómo se evalúa la incertidumbre, te invito a leer esta publicación en donde te explico el paso a paso con ejemplos de laboratorio.

Relación con el TAR y el TUR

El TAR (Test Accuracy Ratio) y el TUR (Test Uncertainty Ratio) son conceptos íntimamente relacionados con la regla de decisión simple. El TAR se refiere a la relación entre la exactitud de una prueba y la tolerancia requerida para el propósito de la medición. Por otro lado, el TUR compara la incertidumbre de la medición con el rango de tolerancia permitido.

 

Si sientes que esto suena a chino, calma que cunda el pánico. Iremos despacio y más abajo hay ejemplos prácticos para que lo vayas entendiendo mejor. Sigamos.

Relación de exactitud de la prueba (TAR)

El TAR es una medida de cuán adecuada es una prueba para un propósito específico. Se calcula comparando la exactitud de la prueba o del instrumento con la tolerancia requerida.

 

Un TAR alto indica que la prueba o el instrumento son más que adecuados, mientras que un TAR bajo puede significar que la prueba o el instrumento no son lo suficientemente exactos para el propósito deseado.

 

El TAR se representa comúnmente de tres maneras: como una razón (4:1), un porcentaje de tolerancia (25%) o un valor único (4), todos conduciendo al mismo resultado. Según la ISO 10012, el TAR debe ser una relación mínima de cuatro a uno (4:1) e idealmente mayor a diez (10:1).

 

La fórmula para calcular el TAR es la siguiente:

Ejemplo práctico:

 

Supongamos que la tolerancia requerida para nuestra aplicación es de ±0.01 g, y la balanza analítica tiene una exactitud de ±0.001 g.

 

Cálculo:

Interpretación:

 

Un TAR de 10 indica que la exactitud de la balanza es diez veces mejor que la tolerancia requerida para la aplicación. Esto significa que la balanza es más que adecuada para el propósito deseado, proporcionando mediciones mucho más exactas de lo necesario.

Importancia en la Metrología

 

En la metrología, un TAR alto como este es deseable porque asegura que el equipo de medición es significativamente más exacto que los requisitos mínimos de la aplicación. Esto proporciona una mayor confianza en los resultados de la medición y reduce el riesgo de errores debido a la inexactitud del equipo.

Importancia del TAR a la hora de comprar nuevos equipos

 

La importancia del Test Accuracy Ratio (TAR) al momento de comprar nuevos equipos para aplicaciones de medición, como en laboratorios, procesos industriales, o en cualquier escenario donde la exactitud es crucial, es significativa.

 

El TAR proporciona una evaluación cuantitativa de la adecuación de un equipo de medición en relación con los requisitos específicos de exactitud para una aplicación determinada. Aquí están algunos aspectos clave sobre la importancia del TAR en la adquisición de nuevos equipos:

Uno. Aseguramiento de la exactitud requerida

 

Determinación de la adecuación: El TAR ayuda a determinar si un equipo es lo suficientemente exacto para la tarea específica. Si el TAR es igual o mayor que 4, significa que el equipo proporciona una exactitud mayor que la requerida, asegurando la calidad y fiabilidad de las mediciones.

 

Evitar la sobre especificación: Evita la compra de equipos con especificaciones excesivas que pueden ser innecesariamente caros. Un TAR excesivamente alto puede indicar que se está pagando por una exactitud que no se necesita.

Dos. Cumplimiento de normas y regulaciones

 

Normas de la industria: Muchas industrias tienen normas que especifican los requisitos mínimos de exactitud para los equipos de medición. El TAR ayuda a garantizar que los equipos cumplen o superan estos estándares.

 

Regulaciones de calidad: En contextos donde se aplican normas de calidad (como la ISO/IEC 17025), el TAR asegura que los equipos adquiridos cumplan con los requisitos de exactitud establecidos.

Tres. Optimización de costos y eficiencia

 

Costo-Eficiencia: Un TAR adecuado garantiza que no se gaste de más en equipos con características de exactitud que no se utilizan, optimizando la inversión.

 

Eficiencia operativa: Equipos con un TAR apropiado mejoran la eficiencia operativa, reduciendo la necesidad de recalibraciones frecuentes y minimizando errores de medición.

Cuatro. Confianza en los resultados de medición

 

Calidad de los datos: Un equipo con un TAR adecuado garantiza la obtención de datos exactos y fiables, críticos para la toma de decisiones informadas.

 

Reducción del riesgo de error: Minimiza el riesgo de tomar decisiones basadas en datos inexactos, lo que puede tener consecuencias costosas.

Cinco. Sostenibilidad a largo plazo

 

Adaptabilidad a futuras necesidades: Un equipo con un buen TAR puede adaptarse más fácilmente a cambios en los requisitos de exactitud, prolongando su vida útil y relevancia.

 

Reputación y conformidad: Asegurar la exactitud de las mediciones contribuye a mantener la reputación de calidad y conformidad con las regulaciones del sector.

Relación de incertidumbre de la prueba (TUR)

El TUR, por otro lado, ofrece una perspectiva sobre la confianza en la decisión de aceptación o rechazo basada en la incertidumbre de la medición. Se calcula dividiendo el rango de tolerancia por la incertidumbre de la medición.

 

Un TUR alto sugiere una mayor confianza en la decisión, mientras que un TUR bajo indica una menor confianza.

 

La fórmula para calcular el TUR es:

Para explicar el Test Uncertainty Ratio (TUR) con un ejemplo práctico, consideremos un escenario en el que usamos un dispositivo de medición, como un calibrador, para realizar una medición específica.

 

El TUR es especialmente relevante cuando se realizan calibraciones o ensayos en los que la incertidumbre de la medición debe ser comparada con los límites de tolerancia del parámetro que se está midiendo.

 

Datos necesarios:

 

Incertidumbre de la Medición (U): La incertidumbre asociada con la medición realizada por el dispositivo, que se puede obtener a través de la calibración y la evaluación de incertidumbre.

 

Límite de tolerancia (T): El rango de tolerancia permitido para el parámetro que se está midiendo.

 

Ejemplo práctico:

 

Supongamos que estamos calibrando un termómetro. El límite de tolerancia para la temperatura que estamos midiendo es ±2.0 °C, y la incertidumbre de la medición del termómetro, según el certificado de calibración, es de ±0.5 °C.

Interpretación:

 

Un TUR de 4.0 significa que el rango de tolerancia es cuatro veces mayor que la incertidumbre de la medición.

 

En términos de metrología, este es un valor deseable, ya que indica que la incertidumbre asociada con la medición es significativamente menor que el límite de tolerancia para el parámetro medido.

 

Cuanto mayor sea el TUR, mayor será la confianza en que la medición cae dentro del rango de tolerancia especificado.

Importancia del TUR en la metrología:

 

En metrología, un TUR alto es preferible porque proporciona una mayor confianza en que el dispositivo de medición es lo suficientemente exacto para la aplicación en cuestión.

 

Un TUR bajo, por otro lado, podría indicar que la incertidumbre de la medición es demasiado alta en comparación con los límites de tolerancia, lo que podría requerir una reevaluación del método de medición, la calibración del dispositivo o incluso la idoneidad del equipo para la tarea específica.

Aplicación de la regla de decisión simple

 

La aplicación de la regla de decisión simple implica determinar si el resultado de una medición, ajustado por su incertidumbre, aún cae dentro de los límites de tolerancia. Esto se hace teniendo en cuenta tanto el TAR como el TUR.

 

Evaluación del TAR: Se evalúa si la exactitud de la prueba o del instrumento es adecuada para el propósito de la medición.

 

Cálculo del TUR: Se determina la confianza en la decisión basada en la incertidumbre de la medición.

 

Decisión: Se aplica la regla de decisión simple para aceptar o rechazar el resultado.

 

En esencia, para poder aplicar la regla de decisión simple, es necesario que el TAR y el TUR tengan los valores aceptables explicados arriba.

 

Insisto. Si el laboratorio no evalúa el TAR y el TUR, entonces no se puede saber si la prueba o el instrumento cumplen los requisitos metrológicos especificados, lo que puede llevar a usar de forma equivocada la regla de decisión simple.

 

Por mi experiencia como consultor, he visto situaciones en donde los laboratorios evalúan la incertidumbre de medición y nunca se ponen a pensar si esa incertidumbre es grande, pequeña o adecuada para el fin previsto.

 

La solución, calcular el TUR.

En conclusión

 

La regla de decisión simple, en combinación con el entendimiento del TAR y el TUR, es una herramienta poderosa en la metrología moderna. Facilita decisiones claras y basadas en evidencia en un campo donde la exactitud es de suma importancia.

 

Al adoptar estos conceptos, los laboratorios y las industrias pueden mejorar significativamente la confiabilidad y calidad de sus mediciones, asegurando así la confianza y satisfacción de sus clientes y partes interesadas.

Si este post te ha sido de utilidad o crees que le puede ayudar a un amigo, entonces me gustaría que lo compartas en tus redes sociales.

Hasta la próxima!

Escrito por: Oscar Delgado
Director y Fundador de SGC - Lab

Última actualización

Ene 30, 2024

Talvez te interese leer más sobre:

Mejora tus conocimientos de laboratorio con nuestro CURSO GRATIS sobre la norma ISO/IEC 17025:2017. ¡MATRICÚLATE AHORA MISMO!

Es GRATIS, así que no tienes nada que perder.

Revisa tu correo para confirmar tu cuenta y acceder al curso. No olvides revisar tu SPAM.